Derechos Humanos

Las ciudades en primera lí­nea
photo ® CartoonArts International
photo ® CartoonArts International
By Irene Amodei, Spanish translation by Stephanie Garde
16 Diciembre 2008

¿Acaso las ciudades pueden presumir ser un lugar de solidaridad, vecindad y dignidad, un laboratorio de integración y de respeto, un espacio de invención continua abierto tanto a las garantías individuales que a los derechos fundamentales? O por lo contrario, están destinadas a ceder ante las numerosas dificultades cotidianas, siendo prisioneras de las polí­ticas nacionales, de la contaminación y de las consecuencias sociales y económicas del momento?

Este fue el centro del debate de la 6° Conferencia de la Carta Europea de los Derechos Fundamentales de la ciudad que tuvo lugar en el Centro Internacional de Conferencias de Ginebra (CICG), los pasados 8 y 9 de diciembre 2008. Este año, la conferencia coincidí­a también con el 60° aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

La conferencia, organizada por la alcaldí­a de Ginebra y la Academia de Derecho Internacional Humanitario y de los Derechos Humanos, acogió a alcaldes, a diputados, a representantes oficiales y a miembros de la sociedad civil para debatir sobre las ciudades y los derechos materiales: el derecho al trabajo, el derecho a la alimentación, el derecho al hogar, el derecho a la educación, el derecho a la salud, el derecho de los emigrantes y de las minoridades.

"En Europa, tres de cada cuatro habitantes vive en una ciudad, y en el mundo, uno de cada dos" recordó la Señora Micheline Calmy-Rey, Jefa del Departamento federal de los asuntos extranjeros en Suiza. "En las ciudades, las diferencias sociales aparecen de forma más clara, las solicitudes son más irregulares. Por lo tanto, es fundamental que tanto los habitantes como las autoridades conozcan los derechos fundamentales de los 'urbanos' ".

Y como, "se ha hablado de todo, o casi, y todo, o casi, queda por hacer", los participantes se comprometieron a asegurar que los derechos formales reconocidos por la Carta Europea se conviertan en derechos efectivos, es decir en un programa de acción con objetivos claros y verificables.

El equipo suizo de ICVoluntarios se alegro al verse implicado en el apoyo logí­stico de este evento. Para la ocasón, movilizaron cerca de 20 voluntarios para encargarse de la recepción, la supervisión de la salas y la gestión del ropero.

©1998-2019 ICVolunteers|diseño + programando mcart group|Actualizado: 2019-01-28 10:52 GMT|Nuestra política|